Misti

Misti irrumpió en el porche de la señorita Amanda dos veces después de perderse de su casa. Era tan dulce que Amanda la llevó a la oficina y después de un intento fallido de encontrar a su dueño, decidimos quedarnos con ella. La naturaleza afectuosa de Misti nos ha robado el corazón. Le encanta jugar con todos los niños que vienen a Reins, lo que le valió el título de "Niñera".